Sudeste Asiático, Vietnam

Un viaje a las profundidades: Las cuevas de Phong Nha

7 noviembre, 2015
DSC08466_wm

Persona que nos cruzábamos, persona que nos insistía en hacer una parada extra en las cuevas de Phong Nha, las cuales conforman el principal atractivo del parque nacional del mismo nombre. No encontrábamos mucha información en ningún lado, ninguna experiencia en los blogs que seguíamos y sin embargo subimos al colectivo y emprendimos una nueva aventura, más a ciegas que nunca.
Hue – Phong Nha: Hay sleeping buses a la mañana y a la tarde. El de la tarde es más barato porque la mayoría de los turistas evitan hacer noche y solo pasan el día, nosotros viajamos en este y costó 150.000 dongs por persona. No se dejen engañar, el viaje tarda unas 5 o 6 horas, aunque la mayoría diga que son solo 2.

Entrada al pueblo

Entrada al pueblo

Llegamos cansados, alrededor de las 11 de la noche. Encontramos una guest house donde parar, pero no fueron de mucha ayuda para informarnos acerca de las cuevas: todas las agencias de viaje y hoteles van a decirles que el tour sale 40 dólares por persona y dura todo el día. Eso o alquilar una moto (que también la cobran cara, 30 dólares sin combustible). Nos fuimos a dormir una vez más sin plan alguno, las reglas del viajero en el Sudeste las tenemos bien claras:
1. Todo puede conseguirse más barato, incluso lo que pensás que ya es barato.
2. Cuanto más sobre la hora compres los servicios turísticos (léase hotel, tour, pasaje de colectivo) mejores descuentos se encuentran.

Camino a la primera cueva.

Camino a la primera cueva.

Llegamos a la entrada.

Llegamos a la entrada.

Es así como la mañana siguiente leimos en algún blog en inglés de la existencia de una Oficina de Turismo “Oficial” y al encontrarla conocimos una argentina que nos explicó cómo eran las cosas: Una de las cuevas puede verse alquilando un bote, el precio total es de 15 dólares y puede repartirse en quince personas. La argentina estaba con un amigo y aún si hubiéramos sido solo nosotros cuatro el paseo nos salía barato. Mejor aún fue ver un grupo de 7 españoles acercándose a la oficina con ganas de unirse al tour… subámonos al bote por un dolar!
Precio del tour armado: USD 40 por persona
Precio del bote + entrada a la cueva: USD 7 por persona

Durante el recorrido en barco vimos pescadores, niños bañándose desnuditos en el río, paisajes de lo más vírgenes. Nos sentíamos afortunados de haberle encontrado la vuelta para disfrutar de las cuevas. Nada de lo que pasó hasta ahora nos había adelantado lo que ibamos a sentir cuando nos encontráramos dentro de las cuevas. Fede, en su intento de describir las cuevas, dijo que son una expresión surrealista de la naturaleza, y tal cual, una vez que dejamos la luz del sol atrás parecía que las piedras que formaban la cueva se derretían, se nos venían encima. Las 11 personas arriba del barco habían callado de repente, silenciadas por su propia sorpresa de tener sus ojos ante algo jamás antes visto. Cuando uno viaja y se encuentra sumergido en un ambiente único es cuando más se siente lejos de casa, del otro lado del mundo. El recorrido de la cueva fue todo en barco y duró 1 hora, la longitud de esta obra de la naturaleza es admirable. Al final del recorrido se nos permitió caminar por un sendero marcado. Toda la cueva está iluminada.
DSC08291_wm

DSC08259_wm

DSC08346_wm

DSC08409_wm

Recorrer la primera cueva, Động Tiên Sơn, nos llevó solo medio día, lo suficiente para entender que no queríamos quedarnos de brazos cruzados el resto de la tarde y regresamos a la agencia de turismo para evaluar las opciones. Al parecer la más famosa de las cuevas es Paradise Cave que queda a 35km del pueblo y solo es accesible por moto o auto. Alquilar una moto, como ya mencioné, no es barato y nosotros no sabemos manejar por lo que no era una opción aunque sabemos que da mucha más libertad que contratar un taxi. Si queríamos ver la cueva el taxi era nuestra única opción y estamos felices de habernos arriesgado porque la cueva fue aún más impresionante que la primera.
Taxi + Entrada: 15 usd por persona

Paradise Cave se encuentra “bajo tierra”, por lo que bajamos una infinidad de escaleras para llegar hasta el sendero principal. Las cuevas son frías y por un momento olvidamos que afuera el termómetro marcaba siempre más de 30 grados.
No importa cuanto me esmere en describir lo que vimos, las fotos nos ayudan mucho más a recordarlo. Dentro de las cuevas nos sentimos una ínfima parte del mundo, nos sentimos exploradores de las profundidades sin pensar en qué habrá sentido la persona que descubrió el lugar.

Bienvenidos a Paradise Cave...

Bienvenidos a Paradise Cave…

DSC08436_wm

DSC08481_wm

DSC08556_wm

El cuento de las cuevas fantásticas de Phong Nha nos persiguió desde Camboya, y tanto nos llamó ese lugar a través de otras historias que fuimos… esperamos inspirarlos a hacer lo mismo.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply