Australia, Australia Occidental

Rottnest Island: El paraíso hecho isla

21 abril, 2015
DSC03435

Dos meses después de llegar a Perth, Fede aún no conseguía trabajo. Como toda gran ciudad, el ambiente siempre es más competitivo y con una visa que solo te permite trabajar 6 meses en el mismo lugar las cosas no estaban fáciles. En el hotel la plata era buena pero necesitábamos encontrar algo para hacer los dos.
Un día, buscando trabajos en las afueras de Perth, encontramos un anuncio en Gumtree en el que buscaban recepcionista de hotel con experiencia en Opera (programa de reservas hotelero) que estuviera dispuesto a mudarse a una isla… la persona que buscaban era yo! Contesté al aviso con mi CV, diciendo que estaba viviendo en Perth pero que me encantaría mudarme y que de conseguir el trabajo iría con mi novio y adjunte el CV de Fede también. Un poco arriesgado lo mío pero al día siguiente cuando dormía la siesta recibo una llamada:

– Hi, this is Glen from the Rottnest Lodge. Are you planning to stay long in Western Australia?
– Oh, hi, no, I’m planning to move soon.
– Ok. That’s all I needed to know, thanks for your time.

Y cortó. Y esa fue una llamada super rara, entonces le cuento a Fede (medio dormida) y el me dice que habia sido una tarada. Lo que yo había entendido con mis pocas neuronas despiertas era que el tipo me preguntaba si me pensaba quedar en Perth… despues caí en la cuenta de que se refería al estado. Fede fue quien me insistió en que lo llamara de nuevo y le explicara que estaba dormida, después de patalear un rato lo llamé y le explique todo, a lo que Glen dijo que me iba a llamar desde su oficina en unos minutos.

– No me va a llamar, soy una inútil, qué clase de tarada dice que no se va a quedar en WA y después dice que sí? Ya está, no me llama más.

A pesar de mi negativismo Glen llamó de nuevo y me tomó la entrevista. Salió todo re bien, entendí todo y me dijo que de quedar seleccionada iba a encontrar algo para que Fede hiciera en el Lodge también! Era el trabajo perfecto. Quedamos en que me iba a llamar el manager de recepción para una segunda entrevista y listo, a morir de nervios!
Los dos días siguientes fueron horribles, de esos en los que solo mirás la página web del lugar donde podrías trabajar si tu entrevista va bien y te emocionás mucho y no podes pensar en nada más.
Un par de días después llama David. Con él la entrevista fue mil veces más simple: él hablaba todo, contandome del trabajo y yo decia “sí, me encanta”, todo un personaje este David. Queda en llamarme para confirmarme si quedaba para el puesto y me pregunta cuando estaba dispuesta a empezar. Pedí una semana para avisar en el hotel de Perth.

El jueves que llamó David estabamos con Fede tirados en la cama viendo series. Ya no esperabamos llamada porque eran las 7 de la tarde y para Australia es la hora de la cena, ya es bastante tarde. Cuando terminó la llamada saltamos de emoción teníamos trabajo en una isla! No sabíamos que iba a hacer Fede, cuánto nos iban a pagar o cómo iba a ser el alojamiento, pero estabamos felices y listos para la aventura… el problema era que nos pidieron estar ahí el Martes y ya nos habían reservado los pasajes de ferry. Al día siguiente llame al trabajo y avisé que me iba, avisamos que dejabamos el departamento y armamos las valijas con una velocidad sobrehumana.

DSC03397

DSC03398

DSC03399

La isla era y es hermosa, no podíamos creer la suerte que habíamos tenido. Cuando llegamos nos contaron que Fede iba a trabajar en el restaurante de camarero y yo en recepción y reservas. Nos dieron los uniformes, las llaves de nuestra nuevahabitación y quedaron en pasarnos a buscar a las 6 para ir a cenar al bar del Lodge para darnos la bienvenida.

La nueva pieza chuchi, ningun lujo pero comoda y practica.

La nueva pieza chuchi, ningun lujo pero comoda y practica.

Heladerita, mesita y Fede

Heladerita, mesita y Fede: todo lo que necesito

DSC03411

Fede estrenando el uniforme gay del restaurant :)

Fede estrenando el uniforme gay del restaurant :)

Pronto descubrimos lo básico de la isla: hay un solo lugar para comprar comida y es la General Store (las comidas estan incluidas en el contrato de trabajo pero al princpio no eran muy buenas); los Quokkas son unos animalitos ultra tiernos que son una plaga en la isla, es uno de los pocos lugares de Australia donde habitan y estan protegidos porque la especie se encuentra amenazada, lo bueno es que son muy amigables; no hay autos en Rotto (como la llaman los lugareños) así que necesitábamos conseguir bicicletas; y por último hay arañas gigantes y vívoras venenosas (welcome to real Australia!).

20141112_181304

Los amigables Quokkas

En el Staff Village hay tres sectores: DC (Donga City) donde vive la gente de Food & Beverage; Girls House (que tambien tiene boys) donde vive housekeeping y recepción, y Big House donde viven los managers. Por los horarios de Fede nos habían asignado una pieza en DC pero tras no dormir la primera semana por todo el ruido de música y gritos (al parecer era el punto de encuentro de los trabajadores fiesteros de toda la isla) nos mudaron a Girls House donde todo era maravilloso: pieza nueva, gente amigable, baños más grandes 🙂

DSC03445

DSC03447

DSC03448

Rápidamente hicimos amigos:
– Cassi era la chica australiana a la que venía a reemplazar. Me presentó a todo el mundo, me invitó a tomar una cerveza para que conociera el bar, me dio muchísimos consejos, era muy divertida!
– Las francesas Morgane y Laura trabajaban en housekeeping y también eran working holiday. Nos dimos cuenta al poco tiempo que habíamos sido vecinas en Perth! Super amigables y con ganas de salir de fiesta en la isla.
– Rama (no se escribe así el nombre pero no me acuerdo) un chico de Indonesia muy desenvuelto que también era muy gracioso, trabajaba en housekeeping y áreas públicas.
– Ayaka, una chica japonesa que estaba haciendo una pasantía en el restaurante como camarera. Era muy tímida al principio.
– Meng (Taiwán), Angel (Hong Kong) y Reina (Japon) formaban parte del grupo de amigos pero en un principio no nos hablabamos mucho. Todas parecían chicas de 16 años pero tenían 27! Está muy bueno ser asiático.
– Caish, una chica australiana de pelo violeta que trabajaba en housekeeping. Amiga de Cassi, era buena onda pero se fue a las pocas semanas que llegamos.
Girls House tenia toda la onda, éramos todos distintos pero teníamos ganas de divertirnos en la isla. Acá les dejo una foto de una de nuestras primeras cenas con los chicos afuera de la casa

De izquierda a derecha: Laura, Reina, yo, Fede, Ayaka, Angel, Meng, Caish, Rama y Morgane.

De izquierda a derecha: Laura, Reina, yo, Fede, Ayaka, Angel, Meng, Caish, Rama y Morgane.

Ahora sí: yo les prometí un paraiso y mi pieza no ejemplifica lo que intento decir, así que acá van las fotos que todos quieren ver (con todos me refiero a mi mama, la tia Marta y mi abuelo, el gran publico de mi blog)

DSC03435

DSC03437
DSC03475

DSC03476

En el próximo post vamos a enumerar los lugares para visitar en la isla, la recorrimos toda en bicicleta!

Melina

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Marta 23 abril, 2015 at 10:37 am

    Meliiiii
    Muy bueno el post!
    Quería preguntarte por qué los Quokkas están en peligro de extinción , cuál es el motivo real…
    Me encantó la frase “está muy bueno ser asiático! ja!

    Besote

    • Reply melinarubio 24 abril, 2015 at 4:06 am

      Graias por el comentario tia! Los Quokkas son animales muy vulnerables (no se los puede tocar ni alimentar porque se enferman facilmente), ademas actualmente solo se encuentran en reservas o islas como Rottnest porque los cazan los gatos y los zorros, son presas muy faciles. En Rottnest esta lleno de Quokkas y hay un par de reservas mas pero de no ser por ellas se extinguirian! Estan muy bien protegidos por ahora 🙂

    Leave a Reply