Australia, Tasmania

Todos los caminos llevan al bosque: Parte 1

2 mayo, 2015
10960278_10206013665203839_4538757271043388959_o

Como contaba en mi post anterior, la principal actividad para realizar en Cradle Mountain son caminatas en el Parque Nacional (que queda a unos 8km del Lodge). Aún así tengo gente me pregunta en recepción: “Eso solo hay para hacer? Lo único que hay para mirar es naturaleza?”
Dejando mis quejas sobre la gente de lado, en mi opinión es hermoso poder hospedarse en un lugar tan único, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y poder disfrutar de la naturaleza.
No todo es color de rosas en Cradle Mountain, cuando el verano termina en Febrero y llegan las lluvias y las alertas de heladas se convierte en un lugar un tanto inhóspito donde la única opción es quedarse en casa… sin tele y con limitado wifi. Todo un desafío para la sociedad moderna, he aqui la razón de la existencia de mi blog.

Algunas caminatas fueron fáciles, otras toda una aventura. Descúbranlo ustedes mismos:

Mapa de las caminatas para hacer cerca del Lodge

Mapa de las caminatas para hacer cerca del Lodge

Enchanted Walk
Su versión en español seria “Caminata encantada”, es el primer recorrido que hicimos y el más fácil de todos, aún así es considerada una de las mejores caminatas cortas para hacer en todo Tasmania. Se camina siguiendo el río Pencil Pine, se ven algunos wallabies tomando sol y culmina en una catarata pintoresca.

20150205_121150

Waterfalls Walk
La caminata de las cataratas… que en realidad son cascaditas pero igual muy lindas. Otra caminata fácil, de no más de media hora. Se aprecia mucho más el bosque en esta y también los peligros que hay en él. En nuestra primera semana caminando por ahí nos cruzamos con una Tiger Snake, una de las serpientes más venenosas del país. Las serpientes le tienen mucho miedo a uno (no sé si más que yo a ellas porque salí gritando y la serpiente no) así que desaparecen rápido, al parecer el peligro está cuando uno las pisa sin querer o las hace sentir amenazadas.

10849070_10206013686204364_2196191351456593604_o

10849070_10206013686164363_2611738304391031394_o

King Billy Track
El King Billy es un árbol gigante de la zona y en el medio de este paseo hay uno. Lleva 45 minutos hacer el recorrido y al final de todo hay unos bancos para sentarse y mirar Cradle Mountain a lo lejos.
10960278_10206013665203839_4538757271043388959_o

10960278_10206013665323842_4451540130794698360_o

10896400_10206013654523572_6391235246816085771_o

Speeler Track
Este recorrido lo hice sola una mañana que Fede trabajaba. Dura 1 hora y media y se camina en el bosque y en los pastizales, cruzando ríos y puentes movedizos (lindo susto me agarré). A diferencia de los recorridos anteriores, el Speeler Track no está bien marcado, hay que guiarse por unos lazos de colores atados a los arboles y algunos de ellos se perdieron con la lluvia y el viento así que hay que estar muy atento para no perderse. La cereza del postre fue encontrarme con que tenía una sanguijuela en la calza cuando terminé el recorrido (todavía no les conté que en Cradle hay sanguijuelas?). Por suerte no son super poderosas y no pueden morderte a través de la ropa, en recepción la desprendieron de mi calza y me quedé mucho más tranquila. Igual ese no sería mi unico encuentro con las sanguijuelas.

Puente movedizo que parece estar esperandote para caerse.

Puente movedizo que parece estar esperandote para caerse.

La vista del Speeler Track no es diferente a la de las demas caminatas y las fotos que saqué no son muy buenas.

Pencil Pine Track
El Pencil Pine es un árbol y también es el nombre del río que cruza la zona del Lodge. Este camino de 2 horas y media estaba completamente lleno de sanguijuelas (se nos subían por las zapatillas y se te metían en las medias!). Por suerte teníamos una guía, Valentina, una chica Chilena que trabajaba con nosotros en el restaurant y que vive en los yuyos. Ella en sí es guía de Trekking y no tiene problema en sacarte las sanguijuelas con la mano, una genia. Esta sí que fue una de las caminatas mas difíciles que hicimos, me caí varias veces (una vez en un río) y de no ser por Vale no hubiéramos encontrado el camino, está muy mal marcado. En algún momento de la caminata perdí el celular… un desastre! Por suerte unos días despues alguien lo encontró y lo dejó en recepción (no sé si la gente acá es buena o si nadie quiere robarse un celular equivalente al Nokia 1100).

Felices y contentos antes de emprender la caminata

Felices y contentos antes de emprender la caminata

Que no se nos caiga Fede!

Que no se nos caiga Fede!

Yo cansada y con los pelos al viento, Vale estaba impecable.

Yo cansada y con los pelos al viento, Vale estaba impecable.

Ya me habia caido pisando piedras mojadas, no pasara de nuevo! (Noten mis medias afuera de la calza para evitar sanguijuelas)

Ya me habia caido pisando piedras mojadas, no pasara de nuevo! (Noten mis medias afuera de la calza para evitar sanguijuelas)

Aun sin haber pisado el Parque Nacional, Cradle Mountain es alucinante. Existe otro camino, el Dove Canyon que también lo recorrimos pero al haber tenido que escalar y caminar durante 3 horas no sacamos fotos.
En la segunda parte del posteo les traemos fotos del parque nacional, el lago Dove, la montaña y otras aventuras!

Como un plus, les cuento de otra de las actividades que tenemos para hacer gratis los empleados del Lodge: las Cabalgatas por el bosque. Las guías son unas chicas francesas divinas que pusieron la mejor onda y durante dos semanas nos mensajearon con todos los lugares disponibles que tenían… hasta que al fin coincidimos!
Mi caballo se llamaba Moose, era el mas chiquito (obviamente porque soy miedosa) y el que iba atrás de todos. Cuando comencé mi cabalgata Moose vio un wallaby en los arbustos, se asustó y se volvió medio loco, empezó a dar vueltas y moverse mucho. Ya me quería bajar cuando Emily, nuestra guía, lo tranquilizó y me convenció de que siguiera. Con lluvia y viento cabalgamos durante una hora y media y Moose se portó excelente: mientras todos los caballos pasaban entre los árboles y arbustos como si nada, ignorando los golpes de ramas que uno podía recibir, Moose los esquivaba todos por mi. A cambio de eso lo dejé comer y tomar agua todas las veces que quiso (aunque Emily decía que teníamos que dejar en claro que nosotros eramos los que decidíamos).
Nos divertimos mucho e intentamos sacar fotos pero el caballo de Fede era medio loco y no se quedaba quieto, aquí tienen el resultado:

11070178_10206375052078285_76431538653382968_n

Fede peleando con su caballo y yo acariciando a Moose

Fede peleando con su caballo y yo acariciando a Moose

1239701_10206375054278340_5072686041753146648_n

Hasta la proxima aventura!

Melina

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply