Australia, Tasmania

Todos los caminos llevan al bosque: Parte 2

4 mayo, 2015
20150429_120719

El Parque Nacional Cradle Mountain-Lake St Clair es conocido por su famoso recorrido a pie: El Overland Track. Son 88 kilómetros que se recorren en un tiempo aproximado de entre 6 a 8 días. Si uno está falto de tiempo como nosotros tiene muchos otros caminos que recorrer en el parque nacional, en este posteo intentamos traerles todos recorridos que pudimos hacer en el parque y las respectivas aventuras que cada uno de ellos conllevó.
Les dejo una foto casera de un mapita que compró Fede para que hagamos las caminatas y se arruinó un poco de tanto uso 🙂

La segunda parte del mapa: los recorridos en verde son fáciles, los naranjas son de dificultad media y los violetas son difíciles

La segunda parte del mapa: los recorridos en verde son fáciles, los naranjas son de dificultad media y los violetas son difíciles

Dove Lake Circuit
El Circuito del lago Dove tiene 6km y se tardan entre dos y tres horas en recorrerlo: no porque sea largo sino porque la vista es hermosa desde cualquier lugar donde uno se pare. Los dos puntos más visitados de este recorrido son Glacier Rock, una roca gigante a la cual uno puede subirse y obtener una vista alucinante del lago desde arriba; y el Boat Shed antiguo lugar de anclaje de botes que recorrían el lago.
Este circuito es un must si uno visita Cradle Mountain, es el recorrido más fácil del parque y nos da una buena idea de lo grande y maravilloso que es este lugar. Con Fede lo hicimos dos veces: una a fines de Febrero solos y otra a principios de Abril con Katie y Zero, unos amigos de Hong Kong que nos hicimos en el colectivo de Strahan a Cradle Mountain en otra aventura viajera que contaré más adelante. Ambas veces nos fascinamos con el paisaje y sacamos miles de fotos, acá van algunas:

Fede contemplando el paisaje en Glacier Rock

Fede contemplando el paisaje en Glacier Rock

Nieve en la montaña

Nieve en la montaña

En la inmensidad del bosque

En la inmensidad del bosque

11053526_10206240174107704_6390283153436800424_n

Con Katie y Zero

Con Katie y Zero

Una actividad entretenida para hacer en el lago es andar en canoa. Una tarde soleada hablamos con John, uno de los guías del Lodge y nos comentó que había dos lugares disponibles para hacer el tour. No lo pensamos dos veces y nos subimos a la canoa sin tener ni idea de cómo remar. Al principio íbamos atrás de todo y “la remábamos” como podíamos pero después de unos minutos de prática nos autodenominamos los másters de la canoa porque íbamos a una velocidad increíble gracias a los brazos flaquitos pero poderosos de Fede. Paseamos alrededor de dos horas por el lago cruzando las Honeyoon Islands (Las islas de luna de miel) que aparentemente tienen ese nombre porque aguna vez se olvidaron una pareja que estaba en su luna de miel en esas islitas y tuvieron que pasar la noche. Nos gusta mucho ver los mismos paisajes desde distintos puntos de vista y andar en canoa por el lago nos dio una nueva opción.

Llevame allá Fede, a la montaña!

Llevame allá Fede, a la montaña!

El resto del grupo de canoeing

El resto del grupo de canoeing

Marions Lookout
Uno de los dos miradores que tiene el parque. Cuesta llegar pero vale la pena. La mejor forma de aprovechar este trayecto es comenzando en Roney Creek, caminar hasta Crater Lake y darle un empujoncito final hasta el mirador en sí. Uno realmente siente que puede acariciar las nubes cuando está tan alto!

Empezamos con una foto en el cartel del Overland Track

Empezamos con una foto en el cartel del Overland Track

Crater Lake

Crater Lake

Meditando en las alturas

Meditando en las alturas

Dove Lake desde arriba

Dove Lake desde arriba

Cradle Mountain Summit
Un día amanecimos con los cables cruzados (eso nos pasa seguido) y como había sol decidimos hacer cumbre en la montaña del patio de casa, osea Cradle Mountain. Nos hicimos unos sanguchitos, preparamos una mochila y tomamos el colectivo hasta el parque nacional. Elegimos un recorrido largo, comenzamos yendo por el lado derecho del mapa hasta Hansons Peak, lo que nos llevó un buen rato pero nos sorprendió con vistas espectaculares (habrá algún lugar del parque que no tenga una vista hermosa?, no puedo dejar de enamorarme del paisaje).
Seguimos hasta un refugio donde hicimos nuestro pequeño picnic y descansamos un rato. Cargamos agua del río en nuestras botellitas (el agua más rica y pura que tomé hasta ahora) y seguimos.
La siguiente parte del trayecto lo hicimos a través del Face Track, un recorrido al pie de la montaña todo en subida y bastante cansador. Teníamos un grupo de brasileros atrás nuestro y yo apuraba a Fede diciéndole que teníamos que llevar la bandera argentina primero… no sé si ellos iban a hacer cumbre en la montaña también pero eso nos divirtió un rato y nos dio ánimos para seguir!
Cuando terminamos con el camino difícil nos aguardaba uno mucho peor: la subida a la montaña. El cartel del parque dice que se tardan dos horas y media en ir y volver; nosotros tardamos tres. Al principio íbamos bien, escalando de a poco y mirando bien donde pisar, pero a medida que subíamos me asusté y estaba bloqueada: no sabía cómo seguir subiendo, me temblaban las piernas y me agarró mucho miedo. Fede es la persona más paciente del mundo y se sentó conmigo hasta que se me pasó. Guiada por Fede fui subiendo de a poco hasta que llegamos a la cima y pudimos desplegar la bandera para que sintiera el viento con nosotros.

Llegamos... a Hansons Peak. Esto recién comienza.

Llegamos… a Hansons Peak. Esto recién comienza.

Descansando en la montaña

Descansando en la montaña

El refugio donde hicimos nuestro pinic

El refugio donde hicimos nuestro pinic

Por algún lado tenemos que empezar

Por algún lado tenemos que empezar

Estaba en el medio de las piedras en lo alto de la montaña, como para no asustarme!

Estaba en el medio de las piedras en lo alto de la montaña, como para no asustarme!

Fede con la bandera y el paisaje del parque de fondo, un experiencia única!

Fede con la bandera y el paisaje del parque de fondo, un experiencia única!

Cuando por fin bajamos nos dimos cuenta que se nos había hecho tarde! El último colectivo al Lodge salía a las 5 de la tarde y eran casi las 4! El camino para llegar al estacionamiento duraba dos horas según el cartel (estábamos en la otra punta del parque); habíamos estado camiando seis horas y aún así las piernas nos dieron para caminar súper rápido e incluso correr al final del trayecto para poder llegar a tiempo. En una hora habíamos atravesado la mitad del parque nacional… nada mal.

Horse Track y Crater Peak
La semana pasada hicimos el último camino que teníamos pendiente, el cual nos iba a llevar hasta el segundo mirador del parque nacional. Comenzamos temprano, a las 9 de la mañana, yendo en el primer colectivo para el parque y a eso de las 11 llegamos a Crater Peak desde donde llamamos a la mamá de Fede para su cumple por Skype y le mostramos la vista. Caminamos entre las piedras, al costado de un río, en subida y en bajada… fue un día hermoso!
20150429_111940

Buscando a Wally, me camuflo entre las piedras.

Buscando a Wally, me camuflo entre las piedras.

20150429_114921-1

Cradle Mountain nos convirtió en aventureros: nos enseñó a escalar, a aguantar horas y horas de hacer trekking y a contemplar el paisaje sin que nada más importe. Sinceramente no creí que iba a poder pasar mucho tiempo en un lugar como este: sin negocios, con poca gente… simplemente tan aislado de todo, y sin embargo disfruté mucho de la paz de estar en la naturaleza, que te dé el viento en la cara y solo escuches el sonido de tus propios pasos. En una semana dejamos la montaña y partimos hacia Hobart para una nueva aventura y estoy casi convencida de que en algún momento en el futuro entre el ruido de bocinas y la monotonía de la rutina voy a extrañar la vida en la montaña, donde el tiempo pasa lento y tranquilamente.

Nuestro siguiente post es sobre el viaje de dos días que hicimos a Strahan Village, el único pueblo importante al oeste de Tasmania, a fines de marzo para mi cumpleaños.

Melina

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Estela 4 mayo, 2015 at 8:47 pm

    Buenísimo, como siempre. Me encanto la foto de “Wally” jajaja

  • Leave a Reply