Australia, Tasmania

Cumpleaños en Strahan Village

6 mayo, 2015
11036444_10206475944161808_5865542466020143521_n

Cuando a Fede se le ocurrió venir a Tasmania había investigado mucho sobre un pequeño pueblo al oeste del estado llamado Strahan (en inglés se pronuncia Strawn, no sabemos bien por qué). Como nos daba un poco de miedo ir a buscar trabajo a un lugar tan chico – la población es de 1700 personas según Wikipedia – cuando conseguimos trabajo en Cradle Mountain y aprendimos a manejarnos en las montañas planeamos una “escapada de fin de semana” a este lugar que hasta entonces representaba una incógnita que queríamos revelar. Nos gusta mochilear pero cuando tenemos estas oportunidades de ir una sola vez a un lugar, y además para una ocasión única en el año como lo es mi cumpleaños, nos quisimos dar un gusto: reservamos alojamiento en un hotel con vista al río, balconcito y jacuzzi… qué tal? Para hacer la experiencia completa teníamos dos cosas que hacer: ir a ver la obra de teatro “The ship that never was” la cual se lleva a cabo todos los días de Septiembre a Mayo a las 5 de la tarde desde hace 20 años. En el momento en que decidimos ir no sabíamos muy bien de qué trataba pero es una parte muy importante de la cultura local; la segunda experiencia que no nos queríamos perder era la de realizar un crucero de medio día hasta el río Gordon.

Habiendo reservado todo desde nuestro cuartucho en la montaña, el Lunes 30 de Marzo – el mejor día del año – nos despertamos temprano, desayunamos en el buffet del Lodge y partimos en un colectivo vacío a Strahan (terminamos teniendo chofer privado). Como nos habíamos despertado temprano y las rutas de Tasmania me marean dormimos la mayor parte del primer tramo que nos llevó hasta Queenstown, un pueblo minero bastante vacío pero pintoresco. El chofer nos dejó en la estación de tren y nos dijo que teníamos una hora para almorzar. Nos habíamos preparado sanguchitos el día anterior así que partimos en busca de una plaza donde hacer picnic (nos encanta comer al aire libre).

Este tren turístico va de Strahan a Queenstown y vuelve en el día, qué pena que no pudimos subirnos!

Este tren turístico va de Strahan a Queenstown y vuelve en el día, qué pena que no pudimos subirnos!

Fede ready for the picnic

Fede ready for the picnic

Nuestra vista desde la plaza que elegimos

Nuestra vista desde la plaza que elegimos

La parte bizarra ocurrió cuando volvimos a subirnos al colectivo y el chofer comenzó a pasearse por las escuelas de la zona haciendo de combi escolar con nosotros arriba. Una vez que todos los chicos estaban arriba empezamos el recorrido hasta cada una de las casas y los dejamos en la puerta (?)

Al final llegar a Strahan nos tomó cuatro horas entre viaje, almuerzo y traer a los chicos del colegio. Les aseguro que valió la pena: el lugar era hermoso y nos moríamos por salir a recorrer. Nos dimos una ducha rápida, nos pusimos lindos y salimos a hacer tiempo hasta las 7 y media, horario de nuestra reserva en el restaurant.

Tenemos balcón...

Tenemos balcón…

y una vista hermosa!

y una vista hermosa!

El centro y el muelle de Strahan

El centro y el muelle de Strahan

Está lleno de patitos

Está lleno de patitos

Allá arriba de todo vamos a ir a cenar

Allá arriba de todo vamos a ir a cenar

El restaurant 42 Degrees (42 grados) lleva ese nombre porque el pueblo está ubicado en el paralelo 42. Es el retaurant más lindo de la ciudad: todas las noches preparan un buffet muy variado con miles de entradas, platos fríos y calientes, sopas, ensaladas, mariscos, frutas y postres. También tiene la mejor vista. Se imaginarán que saqué un montón de fotos pero no… estaba muy ocupada comiendo y les aseguro que a ustedes les hubiera pasado lo mismo! Algún día voy a dedicar un post a mi vegetarianismo y comprenderán lo complicado que me fue conseguir comida en lugares como Rotto o Cradle, acá me descargué y me comí todo lo que vi. Y por supuesto Fede no se quedó atrás.

Arrancamos con un Campari

Arrancamos con un Campari

Mesa al lado de la ventana, un grande Fede que reservó todo!

Mesa al lado de la ventana, un grande Fede que reservó todo!

Después de los Camparis, la comida y una botella de vino volvimos caminando muy contentos al hotel (cuando uno toma vino caminar unas 15 cuadras en subida no se sienten). Teníamos que dormir porque al día siguiente a las 8:30 comenzaba nuestro tour en crucero… el vino nos ayudó mucho.
A las 7 nos levantamos y fuimos a desayunar al único café abierto del lugar, donde conseguimos facturas con crema pastelera: eso nos enamoró de Strahan.
8:30 ya estábamos listos para embarcar en el Lady Franklin II y emprender el crucero de 6 horas que nos llevaría a recorrer el río Gordon, Sarah Island y Hells Gates (Las puertas del infierno) lugar que separa el río del mar, bautizado así por la cantidad de barcos que se hundían en el lugar: era sumamente difícil pasar.
En el crucero nos la pasamos afuera a pesar del viento y el frío, no queríamos perder ni un segundo de vista aquellos paisajes tan nuevos para nuestros ojos, jamás tuve un recorrido parecido en mi vida y eso lo hizo único: la vegetación a los costados del río, las islas, los faros, las aves… todo fue como en un sueño. Las seis horas pasaron demasiado rápido pero las disfrutamos cada segundo. En el viaje conocimos a una mujer belga que era nuestra guía y vivía viajando desde joven por el mundo: desde los ’90 vive en Australia pero no para de moverse y nos contaba que ahora que su hija creció quiere seguir conociendo lugares y estaba por mudarse a Darwin (capital del Territorio del Norte, uno de los estados de Australia). Me encantó la onda de vivir viajando, es lo que nosotros buscamos y cada vez comprobamos más que si se quiere se puede.
Acá va una selección de fotos del crucero y los lugares que recorrimos.

El Lady Franklin II

El Lady Franklin II

11081438_10206476060444715_1472276618056750835_n

De tanto paisaje me olvidé que cumplí 22 años... un montón

De tanto paisaje me olvidé que cumplí 22 años… un montón

11041720_10206476089925452_316023872849353874_n

Sarah Island: donde mandaban a los malos más malotes (?)

Sarah Island: donde mandaban a los malos más malotes (?)

Construcciones en la isla de los convictos

Construcciones en la isla de los convictos

11084295_10206476108325912_2730851190350117631_n

El crucero incluía el almuerzo así que cuando llegamos a tierra firme nuevamente, a eso de las dos y media de la tarde, fuimos directamente al supermercado a comprar algunos snacks para ser más felices en nuestros dîas en la montaña: compramos yogurt, frutas, almendras, galletitas, mermelada… increíble que sobrevivamos sin esas cosas!

A las 5 de la tarde compramos entradas para ver The Ship that Never was una obra de teatro que se lleva a cabo en el centro de Strahan desde hace 20 años. Como es al aire libre te dan una manta para mantenerte calentito mientras disfrutás del show, que dura aproximadamente una hora y media. En la cartelera de personajes de la historia aparecen como 15 y nosotros sólo veíamos tres actores… dónde estaba el resto? Pronto descubrimos que el público también forma parte de esta obra y mujeres, hombres y niños hicieron de todos los personajes. Había una señora, que podría haber sido mi abuelita, a la cual le tocó ser un loro… nos matamos de risa. La historia de la obra de teatro es sobre los convictos de Sarah Island, los cuales construían barcos para los británicos y un día se les enciende la lamparita y deciden construir un barco para escapar. Emprenden viaje a Chile y al llegar comienzan una vida nueva en Valdivia. Un año más tarde se los intenta juzgar por su escape de la isla pero no pueden comprobar de qué manera llegaron a Chile: al parecer el barco, que había sido destruido, jamás tuvo planos ni figuró en ningún registro, por lo que no pudieron encontrarlos culpables (por ahí teletransportarse no era un delito en esa época, quién sabe). Cuestión es que todos vivieron felices para siempre.
Nota: Si la historia no es así, eso es lo que entendí yo, una pobre sudaca escuchando inglés australiano antiguo.

21103_10206476457094631_9118832928228148500_n

Actores y público recreando la historia de Sarah Island.

Actores y público recreando la historia de Sarah Island.

En un momento había tanta gente en el barco que era un quilombo!

En un momento había tanta gente en el barco que era un quilombo!

Sin dudas mis 22 fueron diferentes: nos tomamos un descanso de la montaña y conocimos un rinconcito de Tasmania lleno de historia.

Novedades: En cuatro días nos vamos de Cradle Mountain y nuestra historia empieza a contarse en tiempo real. Fede, Yoshi (nuestro amigo japonés) y yo emprendemos viaje a Hobart para conocer la capital del estado-isla de Australia. Vamos a subir notas mucho más seguido y probablemente no actualicemos el facebook así que la única forma de seguirnos va a ser el blog.
Otra novedad es que puede que este blog deje de ser tan precario y tenga un diseño más pro… estamos trabajando en eso.

Hasta el próximo viaje.

Melina

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Jorge Mauro 6 mayo, 2015 at 10:39 pm

    Queridos nietos,esta luna de miel,para ustedes va a ser inolvidable,para estos viejitos ABUELITOS,el deseo es que sea para toda la vida,BESOSSSSSSS

  • Leave a Reply