Acerca de Nosotros

20150628_105018-1

Somos Melina Rubio y Federico González, una pareja de argentinos que siempre soñó con conocer el mundo, pero no de cualquier manera.
Todos los textos los redacto yo (Melina) pero la mente brillante que planea cada uno de nuestros pasos es Fede, quien a la vez retrata los paisajes y experiencias que se nos van presentando con su cámara de fotos.
Fede tiene 26 años, es de Mar del Plata y estudió hotelería. Cada tanto me llora que extraña las empanadas de pollo de su abuela, se la pasa jugando al TEG en la computadora, es fanático de Charly García y su historia preferida es la de “El Señor de los Anillos”.
Yo tengo 22 años, crecí en la Ciudad de La Rioja y dejé la carrera de turismo pausada hasta próximo aviso. Siempre estoy leyendo un libro, mi autor favorito es Ray Bradbury, cargo con 3 cuadernos destinados a la escritura en mi mochila y aprendo cualquier idioma con tal de conseguir comida vegetariana.

El 30 de Julio de 2014 utilizamos nuestro pasaje de ida a Perth, Australia Occidental, con la idea de pasar un año trabajando con el programa Working Holiday en el país de los canguros, tomarnos unas vacaciones y volver renovados a enfrentar el tedio de la rutina laboral. Lo que no sabíamos en ese entonces era que viajar se convertiría en el estilo de vida con el que nos sentiríamos más cómodos, pero algo de eso intuíamos ya que nunca compramos pasaje de regreso.
A los pocos meses de comenzar nuestro viaje obtuvimos la visa para trabajar por otro año más en Nueva Zelanda, plan que llevaremos a cabo desde Octubre de 2015.
Recorrimos Australia durante casi 11 meses y fue de las mejores experiencias que se nos presentaron en la vida:
– Trabajamos en Perth y Rottnest Island (WA), y en Cradle Mountain (TAS). Fede siempre como camarero – parece que es bueno en lo de fine dining -, yo principalmente como recepcionista de hotel/resort – aunque siempre ayudé en el restaurant y housekeeping -.
– En Rottnest Island vivimos en una casa compartida con los mejores amigos que conocimos en viaje; había un mix cultural importante: Indonesios, francesas, taiwanesas, japonesas, australianos, un irlandés, una británica, una chica de Hong Kong y, por supuesto, los argentinos. Compartimos comidas, cumpleaños, días libres, despedidas e incluso navidad y año nuevo. Ahí formamos una familia lejos de casa, aprendimos a vivir en un lugar chico con bicicletas como único medio de transporte y compartimos siempre lo mucho o poco que teníamos.
– En Cradle Mountain no encontramos el mismo ambiente pero la oportunidad laboral nos brindó la posibilidad de vivir en un parque nacional rodeados de montañas, alejados de los ruidos, el consumismo y la vida acelerada de la ciudad. Al poco tiempo de mudarnos conocimos a Yoshi, nuestro amigo japonés, que pronto se convirtió en compañero de aventuras, y renunció con nosotros cuando decidimos irnos de mochileros por la Great Ocean Road y Melbourne.
– A unos 5km de Eumundi, en el Estado de Queensland, vivimos dos semanas realizando un voluntariado en una comunidad sustentable. Aprendimos sobre permacutlura, trabajamos en una granja orgánica y realizamos tareas distintas pero igualmente sorprendentes, como cocinar para 20 personas.

Nuestra familia de amigos en Rottnest Island

Nuestra familia de amigos en Rottnest Island


Los integrantes de Bellbunya, la comunidad sustentable.

Los integrantes de Bellbunya, la comunidad sustentable.

Al concluir nuestro paso por Australia decidimos explorar Asia, más precisamente los países del Sudeste Asiático, para así poder comprender más acerca de otras culturas que difieren tanto de lo que conocemos en Occidente, romper con los estereotipos y demostrar que es un lugar completamente seguro e incluso mucho más hospitalario de lo que se piensa.
– Nuestro itinerario comprende, en orden, los siguientes países: Indonesia, Singapur, Malasia, Tailandia, Camboya, Vietnam y Laos
– Tratamos de utilizar Couchsurfing para alojarnos con locales, formar nuevas amistades y entrar en contacto con las costumbres del lugar; también buscamos alojamiento en guest houses atendidas por familias locales que siempre nos brindan una excelente experiencia.
– En Malasia nos animamos a empezar a viajar a dedo y nos resultó una experiencia mucho más reconfortante que lidiar con los vendedores de pasajes de colectivo. Solo recorrimos pocos kilómetros, pero tuvimos la suerte de hacerlo con locales: una familia china-malaya y un malayo que estaba trabajando y quería compañía en el recorrido.
– En Camboya dedicamos un día entero a dar clases de español a locales, de manera inesperada nos encontramos con una oportunidad única que nos abrió las puertas a conocer locales y aportar nuestro granito de arena.

Con Andreas, nuestro host indonesio en el pueblo de Borobudur.

Con Andreas, nuestro host indonesio en el pueblo de Borobudur.


Con Sze y Yu, quienes se ofrecieron a mostrarnos el barrio chino de Kuala Lumpur.

Con Sze y Yu, quienes se ofrecieron a mostrarnos el barrio chino de Kuala Lumpur.

Con un grupo de amigos vietnamitas que nos pararon en la calle para conversar un rato

Con un grupo de amigos vietnamitas que nos pararon en la calle para conversar un rato

En Octubre de 2015 llegamos a Queenstown, la capital de la aventura neozelandesa, donde regresamos a la rutina temporaria del trabajo. Desde que llegamos recorrimos los alrededores, incluyendo Milford y Doubtful Sound (los fiordos más conocidos), Arrowtown, Wanaka y Glenorchy. Viajamos a dedo, dormimos en carpa y disfrutamos explorando un país tan natural.
En Abril de 2016 emprendimos un nuevo proyecto de vivir y trabajar en Akaroa, un pintoresco pueblo costero cerca de Christchurch en la isla sur de Nueva Zelanda. Fede trabajó como camarero en un restaurante y yo como manager en un hostel con muy buena onda, repleto de viajeros e historias. Hicimos amigos, nos aburrimos nuevamente de la rutina, proyectamos nuestros planes.
En Agosto de este año compramos un pasaje de ida a Argentina, que nos permitirá procesar lo vivido, saldar las cuentas pendientes con nosotros mismos y planificar nuevos viajes, disfrutando de este estilo de vida que elegimos.

DSC02390_wm

El equipo de trabajo y algunos huéspedes de Chez la Mer Backpackers en Akaroa

El equipo de trabajo y algunos huéspedes de Chez la Mer Backpackers en Akaroa

Viajar es los que nos apasiona, no hay día que se parezca al anterior. Todos las historias de ficción que alguna vez nos alejaron de nuestras vidas ordinarias hoy ya no nos entusiasman: cada momento es un nuevo desafío en nuestra no-rutina.
Decidimos comenzar con este proyecto de compartir todo en un blog para acercarles un pedacito de mundo, que lo prueben y, si les gusta, hagan planes para salir a recorrerlo. Todos los textos y las fotos son una invitación a usar por un ratito nuestros ojos, dar un vistazo y abrir la mente a lo desconocido.

No Comments

Leave a Reply